GarageBand. Grabar un sencillo nunca lo fue tanto.

El nuevo GarageBand convierte tu Mac en un estudio de música: tienes teclados, sintes, instrumentos de percusión orquestales, preajustes para voz y guitarra, una biblioteca de sonido repensada de arriba abajo y baterías de estudio virtuales. El nuevo diseño intuitivo de la interfaz hace que aprender, tocar y grabar temazos sea un paseo. Además puedes compartirlos en las redes sociales con todos tus amigos y hasta con la estatua del jardín botánico. Márcate auténticos números uno aunque jamás hayas tocado una nota.

Descarga GarageBand del Mac App Store

Aprende a tocar. A los hijos del rock & roll, bienvenidos. Y a los del blues. Y a los del pop.

Nadie nace enseñado, por eso GarageBand incluye un montón de lecciones de piano y guitarra. También puedes aprender a tocar éxitos internacionales con los artistas que los hicieron famosos. Incluso puedes recibir consejos sobre la marcha para ir puliendo tu forma de tocar.

Haz música. Sin tocar ni un instrumento.

Quizás no para la lírica, pero son buenos tiempos para la música: ahora puedes crear canciones con sonido profesional en nada y menos. Enchufa la guitarra o el micro y alucina con la selección de amplis y efectos realistas, o inspírate con una lista enorme de sonidos nuevos y loops superpegadizos. Las pistas de batería suenan tan bien que es difícil creer que no las toca un músico de verdad.

Graba. Mezcla. Masteriza. Tu palabra es la ley.

Si GarageBand resulta tan potente y fácil de usar es porque tiene cantidad de prestaciones de grabación y edición. Pule tus interpretaciones hasta encontrar la nota y el decibelio perfectos, ajusta el ritmo con un clic y dale el último toque profesional con efectos como la compresión y el ecualizador visual. Este sí es el sitio de tu recreo.

Comparte con un clic. Te van a oír.

Tu música merece ser escuchada aquí y en Sebastopol. Por eso GarageBand te permite compartir tus canciones con amigos y con toda oreja que se te ponga a tiro en las redes sociales. También puedes convertir tus temas en tonos de llamada para que tu teléfono tenga ritmo propio. O exportar tu último single a tu biblioteca de iTunes para llevarlo a todas partes junto a tu música favorita.

Sin rodeos: tu tema va a dar la vuelta al mundo.

Sube tus canciones a SoundCloud para que todo el mundo vibre con ellas.

iCloud. Vete con la música a todas partes.

Con iCloud puedes mantener tus canciones de GarageBand actualizadas en todos tus Mac. Y si empiezas una canción en un dispositivo iOS, puedes importarla a tu Mac y continuar justo donde lo habías dejado. Prepárate para hacer mucho, mucho ruido.