Todos tus dispositivos
funcionan como uno solo.

Un Mac hace cosas increíbles. El resto de los dispositivos Apple, también. Y si los usas juntos, las posibilidades se multiplican. Llama y responde llamadas sin coger el iPhone. Empieza a editar un documento en un dispositivo y sigue en otro justo donde lo dejaste. Desbloquea tu Mac automáticamente cuando lleves puesto el Apple Watch. Y copia imágenes, vídeo y texto en tu dispositivo iOS para pegarlos en el Mac. O viceversa.

Teléfono

El Mac responde.

Puedes hacer y recibir llamadas del iPhone en el Mac, aunque tengas el iPhone cargando en otra habitación o incluso en el fondo de la mochila. Con hacer clic, estarás al teléfono.1

Recibe llamadas.

Cuando te llamen al iPhone, sonará en el Mac. Verás una notificación con el nombre de la persona que te está llamando, su número de teléfono y hasta la foto de su perfil. Además, escucharás el mismo tono de llamada que tengas para esa persona en el iPhone. Haz clic en la notificación para responder y tu Mac se convertirá en un manos libres. Verás qué cómodo es atender llamadas sin interrumpir tu trabajo en el Mac.

Hace llamadas.

Llamar desde el Mac es igual de fácil. Puedes hacer clic en cualquier número de teléfono que veas en Contactos, Calendario, Mensajes, Spotlight o Safari. También puedes usar el historial de llamadas de FaceTime o introducir directamente el número al que quieres llamar.

SMS

Tu mensaje llega de más maneras.

Si tienes un Mac y un iPhone puedes mandar y recibir SMS (los de los bocadillos verdes) directamente desde tu Mac. Y es que todos los mensajes que llegan al iPhone también aparecerán en el Mac, por lo que tu conversación estará actualizada en todos tus dispositivos. Así cuando tus amigos te escriban —desde cualquier tipo de teléfono— tendrás la opción de responder desde tu Mac o desde tu iPhone, lo que esté más a mano.2 Y eso no es todo: también puedes empezar una conversación de SMS o iMessage en el Mac haciendo clic en cualquier número de teléfono desde Safari, Contactos, Calendario o Spotlight.

Handoff

Empieza aquí. Acaba ahí.

Imagina que empiezas a preparar un informe en el iMac, pero quieres seguir en el iPad mientras vas camino de la oficina. O que has empezado a escribir un email en el iPhone, pero te gustaría completarlo en el Mac. Ahora eso es posible. Cuando tu Mac y tus dispositivos iOS están cerca, pueden pasarse el relevo de lo que estés haciendo. Y es todo automático.3 El icono de la última app que usaste aparecerá en tu segundo dispositivo: en el Dock del Mac o en la pantalla de bloqueo de tu dispositivo iOS. Haz clic o desliza para retomar la tarea justo donde la dejaste. No tienes ni que buscar el archivo. Handoff funciona con Mail, Safari, Notas, Pages, Numbers, Keynote, Mapas, Mensajes, Recordatorios, Calendario y Contactos. Además, los desarrolladores de apps pueden integrar Handoff en sus apps desde ya mismo.

Empieza a escribir un email en el iPhone y sigue en el Mac sin perder el hilo.

La forma más fácil y segura de pagar. También en la web.

No hay nada tan sencillo como usar Apple Pay en Safari para tus compras online. Busca el distintivo en las tiendas web y haz el pago con Touch ID en tu iPhone o pulsando dos veces el botón lateral del Apple Watch. Los datos de tu tarjeta nunca se comparten con los comercios y tus transacciones están protegidas con las últimas medidas de seguridad.

Desbloqueo Automático con el Apple Watch

No te has sentado y ya estás dentro.

Si llevas un Apple Watch, puedes activar tu Mac para ponerte manos a la obra al instante. Estira un poco las piernas mientras atiendes una llamada y después retoma lo que estabas haciendo sin tener que teclear la contraseña.

Portapapeles Universal

Copia en un dispositivo. Pega en otro.

Copia imágenes, vídeos o texto en el iPhone y pégalos en el Mac. O viceversa. No tiene misterio, es el copiar y pegar de toda la vida, pero entre dispositivos. Si estás usando el Mac y te encuentras con una receta deliciosa, puedes pegar los ingredientes en la lista de la compra del iPhone.

AirDrop

Compartir archivos nunca fue tan fácil.

Gracias a AirDrop, pasar archivos de un Mac a un dispositivo iOS es pan comido. Con unos pocos clics en tu Mac, puedes mandar un archivo desde cualquier carpeta hasta otro Mac o dispositivo iOS que esté cerca. Y como funciona por conexión P2P, ni siquiera necesitas Wi‑Fi para usarlo. Es un atajo estupendo para, por ejemplo, compartir un documento con un compañero de trabajo o enviar una presentación al cliente que ha venido de visita. Puedes enviar archivos directamente desde el menú Compartir de tus apps y desde el Finder. El destinatario recibe una notificación y descarga el archivo con un solo clic. ¿Qué te parece?

Instant Hotspot

Estás conectado. Así de fácil.

¿Estás en un sitio sin Wi‑Fi? No pasa nada. Con Instant Hotspot, tu iPhone y tu Mac pueden compartir la conexión si se encuentran cerca. Y se activa directamente desde el Mac.4 Elige el iPhone en la lista de redes Wi‑Fi del Mac y estarás conectado al instante. No tienes ni que sacar el iPhone del bolsillo. Mientras utiliza la conexión del iPhone, el Mac te muestra la intensidad de la señal y la autonomía del iPhone en el menú Wi‑Fi. Cuando acabes, la conexión dejará de compartirse automáticamente para ahorrar batería. La próxima vez que quieras conectarte y no haya Wi‑Fi cerca, el Mac te preguntará si quieres volver a compartir la conexión del iPhone. Haz clic en Aceptar y estarás conectado.