Kaya Thomas.
Con su app We Read Too, la desarrolladora independiente Kaya Thomas descubrió una manera de combinar sus dos pasiones, la programación y la literatura, para lograr que la narrativa de autores negros sea más accesible para los jóvenes del mundo entero.
En algún punto en la intersección entre las matemáticas, la ciencia, la lectura y la literatura, Kaya Thomas descubrió una nueva manera de expresarse: la programación.
“Programar es como mezclar lo lógico y lo creativo, porque escribir código no es tan distinto de escribir poesía, por ejemplo”, explica Kaya. “Cuando programas también estás construyendo algo, así que es un proceso creativo.”
Kaya ha colaborado en la app de meditación Calm para iOS, pero también es desarrolladora independiente en la App Store, y en 2014 publicó la app We Read Too para cubrir una ausencia en el mundo literario en la que reparó siendo adolescente. 
“Cuando estaba en el colegio iba a la biblioteca, a las librerías o a ferias, y siempre me encontraba los mismos libros”, explica. “Para cuando llegué al instituto, me empezó a parecer realmente frustrante no encontrar historias con personajes negros, o de autores negros. Investigué por mi cuenta y descubrí que esos libros existían, pero que no estaban en las listas de los más vendidos, ni en los estantes de las bibliotecas y las tiendas.” 
La app We Read Too en un iPhone 12.
La desarrolladora independiente Kaya Thomas creó la app We Read Too en 2014 para cubrir una ausencia en el mundo literario en la que reparó siendo adolescente.
Aunque Kaya no descubrió la programación hasta entrar en la universidad, fue en ese momento del instituto cuando empezó a soñar con un directorio de literatura infantil y juvenil escrita por autores negros. 
“Cuando comprendí que cualquiera puede diseñar una app, me di cuenta de que yo misma podía crear algo que todo el mundo pudiera usar para acceder a esos libros”, cuenta. “A veces la tecnología nos parece una cosa misteriosa, casi mágica, pero cuando profundicé en ella comprendí que podía hacer algo que podría contribuir a solucionar problemas.”
Sin embargo, como ella misma explica, la tecnología no puede solucionar los problemas de diversidad que existen en la literatura por sí sola. “Lo que sí puede hacer la tecnología, y es lo mejor que tiene, es facilitar el acceso y dar a conocer la cuestión. Tener We Read Too en la App Store me ha permitido combinar mi pasión por leer, programar y escribir en una app que me relaciona con la comunidad literaria de una manera muy íntima, y también poner estas historias al alcance de jóvenes de todo el mundo.”
Con motivo del Mes de la Historia Negra, Apple habló con Kaya Thomas para descubrir las tendencias que ha detectado en la literatura negra durante el último año y que explicara con sus propias palabras la importancia que tienen estos autores, títulos y géneros para los niños y jóvenes negros. 
GIF animado de adolescentes negros leyendo en el espacio.

Ciencia ficción, fantasía y creación de mundos con personajes negros 

Los libros de ciencia ficción y fantasía de autores negros están de moda gracias a pioneras como Octavia E. Butler, N. K. Jemisin y Nnedi Okorafor. Octavia E. Butler es mi escritora favorita, pero sus historias no siempre son las más adecuadas para niños y jóvenes. En 2020 hemos sido testigos de algunos debuts espectaculares en literatura juvenil, como “A Song of Wraiths and Ruin” de Roseanne A. Brown o “A Song Below Water” de Bethany C. Morrow. La ficción especulativa permite a los lectores imaginarse nuevos mundos, nuevas posibilidades y nuevos futuros, y es fundamental que esos libros no dibujen universos donde no existe gente negra. Cuantos más libros y autores de este género tengamos, más jóvenes negros podrán verse a sí mismos de otras maneras.
GIF animado de una joven lectora negra mirándose a sí misma en una biografía.

Hacerse mayor: relatos biográficos para jóvenes negros 

La mayoría de las biografías no adoptan el punto de vista del adolescente. En 2020 se publicaron al menos dos libros que tratan de hacer justamente eso: “Black Girl Unlimited” de Echo Brown y “All Boys Aren’t Blue” de George M. Johnson. Los dos son casi obligados para que jóvenes y adultos exploren temas como la identidad, la salud mental o el trauma. Una de las cosas más evidentes si nos fijamos en la literatura juvenil para lectores negros es una conciencia cada vez mayor de la multiplicidad de identidades y experiencias que supone ser negro, como la aceptación de las enfermedades mentales o los problemas de salud mental y la presencia de la comunidad LGBTQIA (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, queer o que se cuestionan, intersexuales, asexuales y aliados). Hay muchas identidades y eso es lo que da riqueza a estas nuevas narrativas que dejan claro que no existe una única manera de ser negro. 
GIF animado de adolescentes negras leyendo libros.

La identidad negra y queer en la literatura juvenil

Cada vez hay más autores negros LGBTQIA escribiendo literatura juvenil e incluyendo personajes de esta comunidad. “Felix Ever After” de Kacen Callender, “You Should See Me in a Crown” de Leah Johnson y “Pet” de Akwaeke Emezi son grandes ejemplos de literatura reciente con la que entrar en ese mundo. Aunque culturalmente hay cada vez más aceptación de estas identidades en la comunidad negra, históricamente las personas negras LGBTQIA se han sentido marginadas. Leer narrativa sobre adolescentes trans, por ejemplo, ayuda a concienciar y a que se sientan representados, y eso es muy importante. Cuantos más libros se escriban, más oportunidades tienen los jóvenes negros de saber que hay un lugar para ellos.
Hay más información sobre otros de los títulos que aparecen en la app We Read Too y sobre Kaya Thomas en la App Store. Y durante todo el mes de febrero, Apple Books incluirá una colección de libros y audiolibros que rinden homenaje a la cultura negra. Colección Black Voices en Apple Books.
Compartir artículo

Contacto para prensa

Silvia Martín-Prat

Apple

smartinprat@apple.com 

91 354 2900

Apple España PR

media.es@apple.com

91 354 2965