Un montaje con cinco fotos de personas relacionadas con la start-up de biotecnología SweetBio
La start-up SweetBio ayuda a curar a los pacientes gracias a un producto avanzado para el cuidado de las heridas, y cuenta con el apoyo de VamosVentures y de Apple.
Hace dos años, Lauro Salvador se lesionó un pie en un accidente de trabajo. Con 55 años y diabético, su calvario no había hecho más que empezar.
Salvador recibió el alta para volver al trabajo, pero la lesión aún no se había curado y su pie fue empeorando progresivamente. De hecho, Salvador terminó en la sala de urgencias del hospital Regional One Health de Memphis.
Los médicos hicieron todo lo posible por salvarle el pie pero, tras el fracaso de una primera intervención quirúrgica, le sugirieron la amputación.
«Les pedí que, por favor, no lo hicieran», dice Salvador. «Tenía mucho miedo y les pregunté si había otra opción.»
Fue entonces cuando su médico, el Dr. Tony Alleman, le sugirió un tratamiento con un nuevo producto de SweetBio para tratar las heridas.
De izquierda a derecha: Los médicos del Regional One Health de Memphis trataron el pie de Lauro Salvador con el producto de SweetBio.
De arriba abajo: Los médicos del Regional One Health de Memphis trataron el pie de Lauro Salvador con el producto de SweetBio.
SweetBio es una empresa fundada por los hermanos Kayla Rodriguez Graff e Isaac Rodriguez, cuya familia es de Puerto Rico. Su objetivo es el tratamiento avanzado de heridas para todo el mundo, y para lograrlo, han aprovechado el poder de una fuente sorprendente: la miel. En concreto, la miel de Manuka, que procede de la polinización que hacen las abejas en el árbol de Manuka y que, según algunos estudios, ha demostrado tener propiedades antibacterianas y curativas.
SweetBio es una de las empresas fundadas por personas de la comunidad latina que ha recibido financiación de VamosVentures, un fondo de capital riesgo de impacto que invierte en empresas tecnológicas diversas de todo el país. 
Como parte de la reciente iniciativa por la justicia y la igualdad racial de Apple (REJI, por sus siglas en inglés), la compañía ha invertido un total de 50 millones de dólares en una serie de empresas que se centran en negocios propiedad de personas negras y latinas, incluyendo VamosVentures.
«No queremos ser solo un fondo de inversión más», afirma Marcos Gonzalez, fundador de VamosVentures, cuyos padres emigraron a Estados Unidos desde México. «Nuestro objetivo es crear una cartera de empresas lideradas por personas latinas y diversas que puedan generar un impacto real, tanto social como económico. El hecho de que Apple haya mostrado un compromiso tan importante con nuestro fondo demuestra que reconoce los retos que existen para este tipo de empresas y que quiere formar parte de la solución.»
Kayla Rodriguez Graff e Isaac Rodriguez, cofundadores de SweetBio, trabajando en un laboratorio.
Kayla Rodriguez Graff e Isaac Rodriguez crearon SweetBio con el objetivo de ofrecer un tratamiento avanzado para las heridas de quienes más lo necesitan.
Marcos Gonzalez, fundador de VamosVentures, con un ordenador.
El fundador de VamosVentures, Marcos Gonzalez, busca invertir en empresas dirigidas por líderes diversos y que sirvan a poblaciones diversas.
Gonzalez encontró en SweetBio una oportunidad tanto para apoyar a una empresa fundada por personas latinas como para abordar un tema importante para la comunidad latina en general.
«No solo creemos en la misión y en estos fundadores; no solo reconocemos los obstáculos a los que se enfrenta la gente de color en general, especialmente las mujeres, sino que también pensamos que el producto que están desarrollando podría ser muy transformador para las comunidades de color», dice Gonzalez.
Para Kayla, cuya formación es empresarial, e Isaac, que tiene un doctorado en ingeniería biomédica, el desarrollo de un producto que podría ayudar a tantas personas fue el motor de SweetBio.
«La miel se ha utilizado para tratar las heridas desde la época del Antiguo Egipto», dice Isaac, que bautizó el apósito para heridas APIS inspirándose en el nombre científico de la abeja de la miel, Apis mellifera. «Y todavía se usa hoy en día en los hospitales, pero presenta problemas de manejo y contención. Así que estudiamos cómo se podía procesar ese ingrediente a través de la bioingeniería para ofrecerlo en una lámina que se pudiera manipular fácilmente».
«Nos dimos cuenta de que la mayor necesidad estaba en el tratamiento de las heridas, en especial de las úlceras diabéticas», comenta Kayla. «Y la diabetes afecta más a las personas de color, por eso centramos ahí una buena parte de nuestra exploración inicial.»
Los médicos del Regional One Health llevan un año utilizando los apósitos APIS de SweetBio como parte de un programa piloto.
«La ciudad de Memphis tiene un 60 % de afroamericanos, y una buena parte de nuestros pacientes vive en el umbral de la pobreza o por debajo de él», afirma el Dr. Reginald Coopwood, presidente y director general del Regional One Health. «Así que estoy muy orgulloso de que hayamos creado nuestro centro de innovación, que da acceso a empresas emergentes como SweetBio, que intentan encontrar formas innovadoras de resolver problemas sanitarios crónicos en poblaciones complejas.» 
El Dr. Reginald Coopwood, presidente y director general del Regional One Health, de pie en su despacho.
El Dr. Reginald Coopwood está orgulloso del enfoque de su hospital con respecto a la innovación, y desde que está en el cargo, ha recibido a empresas emergentes como SweetBio.
El Dr. Tony Alleman dirige el centro de tratamiento de heridas del hospital y ha visto resultados positivos del producto SweetBio en varios de sus pacientes. 
«Creo que APIS es un buen producto y es muy fácil de usar», dice Alleman. «Tuvimos un paciente diabético con una herida en el pie desde hacía meses y ningún tratamiento daba resultado. Probamos el producto de SweetBio y en cuestión de dos semanas, la herida se había cerrado.» 
El Dr. Alleman también utilizó APIS en Lauro Salvador como parte de un tratamiento alternativo para evitar la amputación, y se consiguió cerrar la herida.
«Al principio, no estaba muy seguro de querer probar un producto nuevo, pero me salvó el pie», dice Salvador, que más tarde se enteró de que APIS había sido creado por una empresa fundada por personas latinas. «Me sentí muy orgulloso cuando supe que esto lo están haciendo personas de mi comunidad.»
Kayla e Isaac ya están trabajando para que su producto esté disponible en todo el país a finales de 2022, así que esperan que estas sean las primeras de muchas más historias con final feliz. Además del programa piloto en el Regional One Health, que finalizará con un estudio retrospectivo, también hay en marcha un ensayo clínico junto con la Universidad de Vanderbilt.
«Que una empresa como Apple apoye nuestro sueño nos da ánimos para seguir adelante», afirma Isaac. «Permite que nuestra idea, y las ideas valientes de las generaciones futuras, se traduzcan en productos y servicios que van a mejorar la calidad de vida de las personas.»
«Isaac y yo creamos esta empresa para ayudar a la gente a curarse», dice Kayla. «Y lo que no sabía cuando empezamos es que, además de curar las heridas, estamos ayudando a curarse a las familias y a las comunidades. Para ese tipo de cambios hace falta mucho apoyo, por eso estamos tan orgullosos de que VamosVentures y Apple nos estén acompañando en este viaje.»
Kayla Rodriguez Graff e Isaac Rodriguez, cofundadores de SweetBio, posando delante de su oficina.
Kayla Rodriguez Graff e Isaac Rodriguez esperan ampliar su producto para que tenga alcance nacional en 2022 con la ayuda de VamosVentures y Apple.
Compartir artículo
  • Texto de este artículo

  • Imágenes de SweetBio

Contacto para prensa

Silvia Martín-Prat

Apple

smartinprat@apple.com 

91 354 2900

Apple España PR

media.es@apple.com

91 354 2965