se abre en otra ventana
NOVEDAD 20 julio 2022

Cómo Apple anima a las personas a cuidarse gracias a su información de salud

Un nuevo informe muestra las maneras en que los productos de Apple permiten a usuarios, desarrolladores y entidades sanitarias mejorar la salud, la atención y la investigación en materia sanitaria
Ilustración que muestra a una mujer haciendo yoga en el exterior, a un profesional de la salud atendiendo a su paciente en un despacho y a un hombre corriendo por el parque.
Apple ha compartido hoy un nuevo informe que muestra las maneras en las que los productos de Apple ayudan a las personas a cuidar activamente de su salud al actuar como "guardianes inteligentes" de su salud y seguridad. Usuarios, desarrolladores, centros médicos e instituciones sanitarias de todo el mundo usan los productos, prestaciones y API de Apple para derribar las barreras que separan a las personas de sus datos sanitarios, velando siempre por la privacidad.
Los esfuerzos de Apple por mejorar la salud de sus usuarios se dividen en dos grandes categorías, que aparecen detalladas en los correspondientes apartados del informe. El primer apartado habla del énfasis que Apple pone en las prestaciones de salud y fitness en el Apple Watch y el iPhone, que ofrecen al usuario información rigurosa y práctica que le ayuda a mejorar su salud y seguridad. El segundo explica los esfuerzos que Apple está realizando en colaboración con la comunidad médica para mejorar la investigación y la atención sanitarias. Ambos apartados, junto con uno dedicado a seguir profundizando al final del informe, incluyen numerosos ejemplos de desarrolladores, centros médicos y entidades que siguen innovando gracias a la tecnología de Apple.
«Tenemos el convencimiento de que la tecnología puede desempeñar un papel clave a la hora de mejorar la salud y de ayudar a la gente a llevar una vida más sana. Nos encanta descubrir las diferentes maneras en las que los usuarios sacan todo el partido a nuestras prestaciones de salud y fitness, y también los modos en que desarrolladores, instituciones y organismos usan la tecnología de Apple para seguir mejorando en materia de salud y ciencia», ha dicho Jeff Williams, jefe de operaciones de Apple. «Nuestro objetivo para el futuro es seguir creando tecnologías con base científica que ofrezca a las personas aún más información y actúe como un "guardián inteligente" de su salud, para que tengan un papel más activo en su cuidado personal.» Queremos que tengan toda la información para que tomen el control de su salud con datos prácticos y relevantes.»
Ilustración de una mujer sosteniendo un iPhone mientras hace ejercicio.

Los usuarios toman el control de su salud

Desde el lanzamiento de la app Salud en 2014 y el Apple Watch en 2015, Apple ha estrenado una amplia variedad de innovadoras prestaciones de salud y fitness cuyo objetivo es ofrecer a los usuarios datos útiles y sencillos de entender que les permitan tener una vida más saludable. El informe detalla los cuatro pilares que respaldan las prestaciones de Apple en materia de salud y fitness: 1) dar a los usuarios un lugar seguro y centralizado desde el que almacenar y consultar sus datos en la app Salud, 2) ofrecer prestaciones que permitan al Apple Watch actuar como un "guardián inteligente" de la salud de los usuarios, 3) crear prestaciones que mejoren la salud y la forma física para llevar una vida más sana, y 4) fomentar la creación de apps de salud y fitness de terceros gracias a sus herramientas para desarrolladores.
Con el lanzamiento de iOS 16 y watchOS 9 este otoño, el Apple Watch y el iPhone ofrecerán prestaciones centradas en 17 ámbitos de la salud y el fitness que van desde la salud cardiaca hasta el sueño, pasando por la movilidad, la salud femenina y muchos más. A lo largo de los años, clientes de todas las edades han explicado las maneras en las que estas prestaciones de salud y ejercicio han cambiado sus vidas, en sus propias palabras. Muchos explican en el informe sus casos particulares, desde cómo descubrieron que tenían una enfermedad cardiaca o cómo recibieron asistencia tras una caída, pasando por los que mejoraron de manera drástica su salud mediante una vida más activa.
Ilustración de una mujer sosteniendo un iPhone mientras hace ejercicio.
Ahora los usuarios pueden almacenar más de 150 tipos diferentes de datos sanitarios gracias al Apple Watch, el iPhone y las apps y dispositivos vinculados de terceros desde un único lugar en la app Salud, además de acceder a registros sanitarios de entidades colaboradoras en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Se cuentan ya por decenas de miles las apps en el App Store que usan el API HealthKit, que permite a los desarrolladores incorporar los datos que los usuarios elijan compartir desde la app Salud para ofrecer innovadoras experiencias en materia de salud y fitness, todo ello con rigurosos protocolos de privacidad y seguridad de los datos. El informe destaca ejemplos de apps conocidas en el mundo entero que usan HealthKit, como Nike Run Club, Calm y WeightWatchers, además del número cada vez mayor de apps compatibles con HealthKit, entre ellas Qardio y Withings Health Mate, que usan accesorios conectados para que los usuarios puedan controlar más aspectos de su salud.

Apoyo al ecosistema de salud colaborando con la comunidad médica

Apple cree firmemente que las mayores innovaciones en materia de salud son posibles únicamente gracias a la colaboración con la comunidad médica, y el informe describe las cuatro categorías en las que se divide esta colaboración: 1) crear herramientas que permitan a los investigadores hacer nuevos descubrimientos científicos, 2) ayudar a reforzar la relación entre médico y paciente con datos relevantes, 3) colaborar con organizaciones sanitarias para fomentar estilos de vida más saludables a gran escala, y 4) prestar apoyo a las iniciativas de salud pública.
ResearchKit da a los desarrolladores la oportunidad de reclutar participantes del estudio de una gran base de usuarios de iPhone y Apple Watch, y a los participantes la de compartir datos de salud para ayudar al avance de la ciencia. A través de la app Research, Apple ha colaborado con los centros Harvard T.H. Chan School of Public Health y National Institute of Environmental Health Sciences, el Brigham and Women’s Hospital y la American Heart Association, además de con la Universidad de Michigan y la Organización Mundial de la Salud, para ofrecer a usuarios de todo Estados Unidos la oportunidad de participar en tres estudios de Apple realmente innovadores: el estudio sobre salud femenina, el estudio sobre salud cardiovascular y ejercicio físico, y el estudio sobre salud auditiva. En el informe aparecen las primeras conclusiones de estos estudios, así como datos de otros estudios en los que Apple ha colaborado, como el estudio sobre insuficiencias cardiacas de la University Health Network y el estudio de salud mental digital de la UCLA.
Los registros sanitarios en la app Salud del iPhone, así como las apps y los dispositivos desarrollados por otros fabricantes usando las herramientas para desarrolladores de Apple, ayudan a reforzar las relaciones entre médico y paciente con datos útiles. Ya hay registros sanitarios disponibles para pacientes de más de 800 centros en más de 12.000 lugares, con lo que los pacientes pueden consultar sus datos médicos de distintos proveedores en la app Salud cuando lo deseen. Los estudios demuestran que conectar a los pacientes con los que les ofrecen atención de manera remota da mejores resultados en la app Corrie Health y los programas de atención domiciliaria de UVA Health. Además, el Department of Veterans Affairs del gobierno estadounidense está prestando dispositivos a los veteranos para que estén en contacto con las personas que les ofrecen atención sanitaria. En Ochsner Health System y NHS Sunderland, los equipos médicos pueden ayudar mejor a los pacientes con enfermedades crónicas, y en los centros Odense University Hospital y University of Virginia Children’s Hospital se están reduciendo los costes y la duración de los ingresos en las unidades de cuidados intensivos neonatales gracias a los controles remotos. Aquí, los bebés prematuros pueden regresar a casa con sus padres mientras siguen recibiendo atención a distancia.
Entidades sanitarias y compañías de todo el mundo, entre ellas Paceline en Estados Unidos, Vitality Active Rewards en Estados Unidos, Reino Unido, Sudáfrica y Australia, y LumiHealth en Singapur, han colaborado con Apple para integrar el Apple Watch en sus programas de bienestar. Actualmente hay 55 programas en marcha en 17 países con más de un millón de usuarios que participan en un programa de incentivos basado en el Apple Watch. Estos programas han logrado aumentar los niveles de actividad física de los participantes y sus hábitos saludables, entre ellos tener mejores patrones de sueño, practicar la atención plena o elegir alimentos más sanos.
Por último, el informe destaca las colaboraciones de Apple con médicos y gobiernos de nuevas maneras que ayudan a fomentar la salud pública, por ejemplo diseñando apps y prestaciones durante la crisis sanitaria de la pandemia.
Ilustración de un médico que sostiene un iPad y habla con su paciente.

Una perspectiva científica y un diseño centrado en la privacidad

Todas las prestaciones de salud y forma física de Apple se han desarrollado con dos grandes principios en mente:
  • Rigurosos procesos de validación científica: Los médicos internos de Apple participan activamente en el proceso de desarrollo de productos, y trabajan codo con codo con los ingenieros y los diseñadores de productos. Esto, combinado con la colaboración con expertos de las más importantes instituciones de investigación médica, garantiza que los productos y las prestaciones sean a la vez rigurosos y sencillos de usar.
  • La privacidad por encima de todo: La privacidad es uno de los valores fundamentales de Apple, y proteger los datos es clave para que sean útiles. Las prestaciones de salud y forma física de Apple dan la máxima prioridad a la privacidad de los usuarios, y los protegen en todo momento con total transparencia. Cuando el iPhone se bloquea con un código, Touch ID o Face ID, todos los datos de salud y ejercicio físico de la app Salud, a excepción de los Datos Médicos, se cifran, y los datos sanitarios sincronizados con iCloud se cifran tanto en tránsito como en los servidores de Apple. Además, si un usuario tiene una versión reciente de watchOS y iOS con la autenticación de doble factor por defecto y un código, sus datos de salud y actividad se almacenan de manera que Apple no pueda leerlos. Los datos de la app Salud nunca se comparten con ningún tercero sin el permiso explícito del usuario, y si este decide compartirlos, la app Salud le da un control más preciso sobre los tipos de datos que quiere compartir y con quién. Podrá consultar y gestionar los permisos en cualquier momento.
Compartir artículo
  • Texto de este artículo

  • Imágenes en este artículo

Contacto para prensa

Silvia Martín-Prat

Apple

smartinprat@apple.com 

91 354 2900

Apple España PR

media.es@apple.com

91 354 2965