se abre en otra ventana
NOVEDAD 25 octubre 2022

Apple pide a su cadena de suministro mundial que sea neutra en carbono para 2030

La compañía acelera la colaboración con los proveedores para descarbonizar la producción relacionada con Apple y amplía las inversiones en energías limpias y soluciones climáticas en todo el mundo
El parque eólico de Montague en Oregón oriental.
Apple lleva utilizando energías renovables para todas sus operaciones corporativas desde 2018 y ha trabajado con su cadena de suministro para ampliar el uso de energías limpias en todo el mundo.
Apple ha hecho un llamamiento hoy a su cadena de suministro mundial para que tome nuevas medidas con el fin de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y adoptar un estrategia integral hacia la erradicación del carbono. La compañía evaluará el trabajo de sus principales socios de fabricación para descarbonizar las operaciones relacionadas con Apple, incluyendo el funcionamiento con electricidad exclusivamente renovable, y hará un seguimiento anual de sus progresos. Todas las operaciones corporativas de Apple son neutras en carbono desde 2020 a nivel mundial, y la compañía está volcada en alcanzar su ambicioso objetivo de eliminar las emisiones en toda su cadena de suministro y el ciclo de vida de sus productos.
El cambio climático cada vez afecta más al planeta, por lo que Apple ha anunciado también nuevas iniciativas e inversiones destinadas a descarbonizar la economía mundial y promover soluciones innovadoras. Esto incluye inversiones considerables en energías renovables en Europa, acuerdos de colaboración para facilitar a las empresas la transición hacia las energías limpias y más apoyo a proyectos que promueven la eliminación natural del carbono y soluciones climáticas impulsadas por comunidades de todo el mundo.
«La lucha contra el cambio climático sigue siendo una de las principales prioridades de Apple y lo demostramos con hechos», ha dicho Tim Cook, consejero delegado de Apple. «Esperamos seguir colaborando con los proveedores para conseguir que nuestra cadena de suministro sea neutra en carbono para 2030. Las iniciativas medioambientales de Apple no son solo de puertas para dentro: queremos ser el motor que impulse un cambio más grande».
TKTK

Movilización de la acción climática en la cadena de suministro

Como parte del compromiso con sus proveedores, Apple está colaborando con su cadena de suministro mundial para agilizar la puesta en marcha de medidas que hagan posible la neutralidad en carbono de las operaciones corporativas relacionadas con Apple. La compañía solicita informes sobre el progreso hacia estos objetivos, concretamente la reducción de las emisiones de alcance 1 y 2 relacionadas con la producción, y se encargará de seguir y auditar los avances todos los años. Apple se asociará con proveedores que están trabajando a buen ritmo y progresando de manera cuantificable hacia la descarbonización.
Además, Apple ha alentado a sus proveedores a abordar las emisiones de gases de efecto invernadero más allá de su producción para Apple y dar prioridad a las energías limpias. En su empeño por alcanzar este objetivo para 2030, Apple ha reducido sus emisiones en un 40 % desde 2015, en gran parte gracias a los avances en la eficiencia energética, el diseño con bajas emisiones, la neutralidad en carbono para las operaciones corporativas y la transición a la electricidad renovable en su cadena de suministro.
Más de 200 proveedores que representan más del 70 % del gasto directo en fabricación de Apple ya se han comprometido a usar energías limpias como la eólica o la solar para toda la producción de Apple. Algunos de los principales socios de fabricación, entre ellos Corning Incorporated, Nitto Denko Corporation, SK hynix, STMicroelectronics, TSMC y Yuto, se han comprometido a producir para Apple únicamente con energías renovables.
Con el fin de ayudar a los proveedores a cumplir sus compromisos y llegar aún más lejos, Apple ofrece una serie de recursos gratuitos de formación online y sesiones en vivo a través del programa Clean Energy, y colabora estrechamente con sus proveedores y socios locales para identificar soluciones eficaces en cuanto a las energías renovables y la erradicación del carbono. Más de 150 representantes de proveedores ya han participado en formaciones solo este año. Apple tiene previsto donar estos recursos para crear una plataforma de formación pública, la primera de estas características, que será gratuita para empresas de distintos sectores. Esto garantizará que empresas de cualquier tamaño, formen o no parte de la cadena de suministro de Apple, tengan acceso a los recursos y redes de apoyo necesarios para acelerar su transición hacia la neutralidad en carbono y el uso exclusivo de energías limpias.

Ampliación de las energías limpias hasta el uso de los productos

Como parte del compromiso de Apple con las energías limpias, todas sus oficinas corporativas, tiendas y centros de datos en 44 países funcionan únicamente con energías renovables desde 2018, y sus proveedores han aportado más de 10 gigavatios de energías limpias a nivel mundial. Para ir más allá, Apple tiene previsto facilitar la construcción de instalaciones solares y eólicas a gran escala en Europa, con proyectos que oscilan entre 30 y 300 megavatios, a raíz de una solicitud inicial de propuestas presentada a principios de año. Durante los próximos años, la compañía se ha propuesto obtener suficiente energía renovable para que todos sus dispositivos funcionen con electricidad de bajas emisiones de carbono en el continente, además de seguir abasteciendo sus oficinas corporativas, tiendas y centros de datos solo con energías limpias. En total, las inversiones previstas añadirán 3.000 gigavatios hora de energías renovables a la red cada año.
Las inversiones europeas forman parte de una estrategia más amplia que pretende abarcar aproximadamente el 22 % de la huella de carbono procedente de la electricidad que usan los clientes para cargar sus dispositivos. Siempre que sea posible, Apple incorporará fuentes de energía limpia a redes de altas emisiones de carbono para mejorar la repercusión en el sector eléctrico de Europa en un momento en el que la producción de energías renovables resulta de extrema necesidad. A principios de año, la compañía anunció nuevos proyectos de energías renovables en Estados Unidos y Australia para abordar el uso de sus productos por parte de los clientes.
Un proyecto de paneles solares a gran escala en el condado de Brown (Texas).
La inversión en energías renovables de Apple en Estados Unidos y Australia, que incluye un proyecto solar a gran escala en el condado de Brown (Texas), ayudará a los clientes a cargar sus dispositivos con electricidad procedente de fuentes renovables.
Ahora los clientes de Estados Unidos pueden poner su granito de arena para reducir la huella de carbono del iPhone con Clean Energy Charging. Esta prestación, disponible a partir de este mes en Estados Unidos con iOS 16, analiza las fuentes de electricidad durante los tiempos de carga previstos y los optimiza cuando la red utiliza las energías más limpias, como la solar o la eólica. Para seguir ayudando a sus clientes, empleados y socios a tomar las mejores decisiones para frenar el cambio climático, Apple se ha unido a la CoolClimate Network de Berkeley de la Universidad de California. Esta asociación de investigación pretende motivar y dar herramientas a las personas y las empresas para que contribuyan a reducir las emisiones de carbono.
La prestación Clean Energy Charging que estará disponible con iOS 16.
La nueva prestación Clean Energy Charging, que estará disponible a principios de mes para clientes de Estados Unidos, optimiza los tiempos de carga cuando la red utiliza energías limpias, como la solar o la eólica.

Soluciones climáticas equitativas y económicamente sostenibles en todo el mundo

Apple también ha anunciado hoy tres nuevos proyectos que verán la luz gracias al Restore Fund, una iniciativa pionera cuyo objetivo es generar rentabilidad a partir de la eliminación de dióxido de carbono de la atmósfera. Con la colaboración de Conservación Internacional y Goldman Sachs, Apple ha invertido en tres programas avanzados de gestión forestal en Brasil y Paraguay que tienen la finalidad de restaurar más de 60.000 hectáreas de bosque con certificación de sostenibilidad y proteger unas 40.000 hectáreas de bosques, praderas y humedales.
Está previsto que la combinación de estos tres proyectos forestales elimine un millón de toneladas de dióxido de carbono de la atmósfera en 2025. Para garantizar que la supervisión, la elaboración de informes y la verificación de la eliminación del carbono del proyecto se realicen con exactitud, Apple está colaborando con socios para analizar las imágenes obtenidas por satélite y poner en marcha tecnologías innovadoras de seguimiento a distancia con sensores.
A medida que Apple progresa en la reducción de sus emisiones en un 75 % para 2030, la compañía está dando prioridad al desarrollo de soluciones de alta calidad y basadas en la naturaleza para abordar las emisiones que conforman el 25 % restante y que son inevitables con las tecnologías actuales. Al mismo tiempo, Apple está trabajando en el desarrollo de soluciones totalmente nuevas, lo que incluye el apoyo a Carbon Direct para llevar a cabo análisis que permitan identificar mecanismos para desarrollar combustibles sostenibles para aeronaves.
Además de los proyectos del Restore Fund, Apple ha anunciado hoy nuevos acuerdos de colaboración para impulsar soluciones climáticas en comunidades de todo el mundo:
  • En Namibia y Zimbabue, Apple está trabajando con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) para promover la resiliencia climática y los modos de vida sostenibles mediante Climate Crowd, un programa que ayudará a las comunidades más afectadas por el cambio climático a desarrollar su resiliencia climática y adoptar modos de vida alternativos que contemplen la conservación y la restauración de los recursos naturales de la zona, desde la agricultura y la apicultura inteligentes hasta la recogida de aguas pluviales. En la región, el programa también ofrece cocinas ecológicas que permiten a las personas obtener los recursos energéticos que necesitan sin extraerlos directamente del entorno.
  • En China, Apple ha unido fuerzas con la China Green Carbon Foundation para llevar a cabo estudios, difundir prácticas recomendadas y formar redes de partes interesadas con la finalidad de aumentar la cantidad y la calidad de sumideros de carbono de origen natural y gestionados de forma responsable. Este acuerdo permitirá identificar y cartografiar las áreas prioritarias de la provincia de Sichuan, así como crear directrices y metodologías de gestión forestal que puedan aplicarse en otras regiones. En Chengdú, Apple también participará en un programa piloto orientado a demostrar el potencial de la descarbonización en entornos urbanos y semiurbanos. Esto ayudará a establecer una serie de prácticas recomendadas para los proyectos de eliminación de carbono en las zonas urbanas de China y mejorar tanto la adaptación como la resiliencia climáticas.
  • En la región de los montes Chyulu de Kenia, Apple lleva colaborando desde 2020 con Conservación Internacional para demostrar que una buena gestión del ganado puede ayudar a restaurar zonas de pasto importantes, almacenar carbono e impulsar modos de vida con resiliencia climática en África. Hasta la fecha, el programa ha formado a cientos de personas del pueblo masái en técnicas para la conservación de zonas de pasto, lo que incluye prácticas de pastoreo sostenible, la reducción de la erosión del suelo, la regeneración natural y la creación de bancos de semillas administrados por mujeres.
  • En Europa, Oriente Medio y el Norte de África, Apple va a poner en marcha un nuevo acuerdo con ChangemakerXchange para impulsar el liderazgo y la lucha contra el cambio climático en estas regiones. Mediante la creación de una red orientada a la conexión, el desarrollo y el estímulo de innovaciones lideradas por jóvenes, Apple ayudará a vincular soluciones con oportunidades de financiación y mejorar las habilidades de liderazgo en la lucha contra el cambio climático. La iniciativa se pondrá en marcha en Egipto durante la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) y, durante los dos próximos años, ofrecerá apoyo a un grupo de 100 agentes del cambio e innovadores sociales (50 de Europa y 50 de Oriente Medio y el Norte de África).
Compartir artículo
  • Texto de este artículo

  • Imágenes en este artículo

Contacto para prensa

Silvia Martín-Prat

Apple

smartinprat@apple.com 

91 354 2900

Apple España PR

media.es@apple.com

91 354 2965