GarageBand. Grabar un sencillo nunca lo fue tanto.

Ya conoces la app de creación musical más popular para iPad, iPhone y iPod touch. Pero esta nueva versión de GarageBand para iOS va un paso más allá. Toca, graba, mezcla canciones y compártelas con tus fans de casa o del mundo entero. Crear tu propia música y darla a conocer nunca había sido tan fácil.

Descarga GarageBand para iOS

Toca música. Sin tocar ni un instrumento.

Con GarageBand grabas música desde el minuto cero. Elige entre docenas de loops e instrumentos táctiles que no tienen nada de virtuales. O enchufa tus propios instrumentos y listo. Puedes hasta grabar la música de otras apps y tocar con amigos que tengan dispositivos iOS sin salir de GarageBand. Está todo al alcance de tu mano, maestro.

Graba. Haz arreglos. Mezcla. El estudio que más se lleva.

Con la nueva interfaz aún más intuitiva, puedes grabar una canción, editarla y mezclarla sin despeinarte (hacerlo es opcional). Usa hasta 32 pistas en las que puedes añadir instrumentos táctiles, grabaciones de audio o loops. Además, si necesitas editar notas o secciones enteras de la canción solo tienes que arrastrarlas donde quieras.

Comparte con un toque. Yo quiero tener mil millones de amigos.

Tu música merece ser escuchada aquí y en Sebastopol. Por eso GarageBand te permite compartir tus canciones con amigos y con toda oreja que se te ponga a tiro en las redes sociales. También puedes convertir tus temas en tonos de llamada para que tu teléfono tenga ritmo propio. Y puedes usar AirDrop en iOS 7 para enseñar proyectos enteros a personas cercanas y componer canciones a cuatro manos. O a cuarenta.

Tu música puede al fin volar.

Publica tus canciones en Facebook, YouTube y SoundCloud al instante o expórtalas a tu biblioteca de iTunes para llevarlas siempre contigo.

iCloud. Vete con la música a todas partes.

Con iCloud puedes mantener tus canciones de GarageBand actualizadas en todos tus dispositivos iOS. Y da igual dónde te pillen las musas: puedes empezar una canción en tu iPad, iPhone o iPod touch, después importarla a tu Mac y continuar justo donde lo habías dejado. Prepárate para hacer mucho, mucho ruido.