Cómo gestionar tu privacidad.

Hemos trabajado muy duro para crear herramientas que te ayuden a mantener tu privacidad. Aquí te explicamos cómo proteger tus dispositivos, tus datos y tu ID de Apple, cómo evitar suplantaciones de identidad y cómo controlar lo que compartes y con quién.

Protege tus dispositivos.

Para que tus datos personales y de iCloud estén seguros, tanto tu Mac como tu Apple Watch y dispositivos iOS tienen que estar protegidos. A continuación, te mostramos varias formas de evitar que otras personas puedan acceder a tus dispositivos y a tu información.

Pon un código a tu dispositivo. Cuanto más complejo, mejor.

Si quieres proteger tu dispositivo, lo más importante es ponerle un código. En las últimas versiones de iOS, el código por defecto de tu dispositivo con Touch ID o Face ID pasa de cuatro cifras a seis. Eso significa que hay un millón de combinaciones posibles y los hackers lo tendrían aún más difícil para dar con el código. Además, si vas a Ajustes, puedes activar Borrar Datos para eliminar todo el contenido de tu dispositivo tras 10 intentos fallidos.

Más información sobre cómo proteger tu dispositivo con un código

Activa Touch ID y Face ID.

Touch ID y Face ID ofrecen un sistema de autenticación seguro e intuitivo con un toque o una mirada. Los datos de tu huella o de tu cara se convierten en una representación matemática que se cifra y solo se utiliza a través del Secure Enclave de tu dispositivo iOS o Mac. El sistema operativo y las apps de tu dispositivo no pueden acceder a estos datos. Y nunca se almacenan en servidores de Apple ni se incluyen en copias de seguridad de iCloud u otros servicios.

Más información sobre la seguridad de Touch ID

Desbloquea automáticamente tu Mac.

Puedes usar tu Apple Watch para desbloquear tu Mac de forma automática si está cerca. Activa la autenticación de doble factor para tu ID de Apple y luego inicia sesión en iCloud en los dos dispositivos.

Encuentra tu dispositivo perdido.

Al activar Buscar mi iPhone, iPad y Mac, sigues conectado con tu dispositivo aunque lo pierdas o te lo roben. Este servicio se activa automáticamente cuando inicias sesión en iCloud por primera vez en un dispositivo nuevo, y te permite ver en un mapa dónde está (y ha estado), así que tus posibilidades de recuperarlo aumentan. Si ya lo das por perdido, puedes borrar tus datos personales estés donde estés. Apple solo recibe los datos sobre la ubicación del dispositivo cuando lo localizas en el mapa, usas el Modo Perdido o activas Enviar Última Ubicación. Esos datos se guardan únicamente durante 24 horas y están cifrados con tu contraseña.

La prestación Bloqueo de Activación (integrada en Buscar mi iPhone y el Apple Watch) impide que reactiven tu dispositivo iOS o watchOS y lo utilicen sin tu permiso incluso si ya lo has borrado a distancia. Tu dispositivo ya no será tan atractivo para los ladrones.

Gestiona tu ID de Apple.

Tu ID de Apple es la cuenta que usas para iniciar sesión en muchos servicios de Apple, como iCloud, el App Store o el iTunes Store. Proteger tu cuenta es crucial para la seguridad de todo tipo de información, desde tus calendarios, contactos, correos y fotos, hasta los archivos de copia de seguridad de tu dispositivo iOS. Te recomendamos revisar y actualizar los ajustes de seguridad de vez en cuando para evitar posibles amenazas contra tu privacidad.

Elige una contraseña segura para tu ID de Apple.

Nunca uses para tu ID de Apple la misma contraseña que utilizas en otras cuentas. Para que sea difícil de adivinar, lo mejor es que tenga más de ocho caracteres, que incluya caracteres especiales y que no esté creada a partir de información personal que los demás puedan averiguar fácilmente. Las contraseñas nuevas de tu ID de Apple deben ser distintas a las que hayas utilizado en el último año.

Si la contraseña de tu ID de Apple no es demasiado segura o la compartes con otras cuentas de Internet, va siendo hora de buscar otra. Y si en algún momento tienes motivos para creer que tu contraseña está en peligro, cámbiala inmediatamente.

Más información sobre cómo crear una contraseña segura

Cómo cambiar la contraseña de tu ID de Apple

Controla tus datos.

Las herramientas de gestión de la privacidad disponibles en tu página de datos y privacidad te darán más control sobre tu información personal. Estas herramientas te permiten obtener una copia de tus datos, solicitar que se corrijan y desactivar o eliminar tu cuenta.

Más información

Visita tu página de datos y privacidad

Activa la autenticación de doble factor.

La autenticación de doble factor es la mejor forma de mantener tus datos a buen recaudo, ya que añade un segundo nivel de seguridad a tu ID de Apple. La idea es que nadie pueda acceder a tu cuenta aunque sepa tu contraseña.

Antes de que puedas iniciar sesión en un dispositivo nuevo o desde Internet, aparecerá automáticamente un código de verificación en todos tus dispositivos de confianza. Escribe este código y tu contraseña para iniciar sesión al instante. Si alguien más quiere entrar en tu cuenta y no tiene alguno de estos dos datos, le resultará imposible.

Más información sobre cómo configurar la autenticación de doble factor

Presta atención a las notificaciones sobre tu ID de Apple.

Cuando inicias sesión por primera vez en un dispositivo nuevo, modificas un método de pago, cambias la contraseña o haces otros cambios en tu cuenta, Apple te informa mediante un correo electrónico o una notificación push. Si recibes una de esas notificaciones sobre un cambio que no recuerdas haber hecho, es posible que algún intruso haya accedido a tu cuenta. En tal caso, entra en Gestiona tu ID de Apple y cambia tu contraseña inmediatamente. Si necesitas más ayuda, ponte en contacto con el Soporte técnico de Apple.

Cómo cambiar la contraseña de tu ID de Apple

Contactar con el Soporte técnico para el ID de Apple

Cuidado con el phishing.

La suplantación de identidad, o «phishing», es una práctica fraudulenta que tiene como objetivo que facilites tu información personal, como la contraseña de tu ID de Apple o los datos de tu tarjeta de crédito, mediante un correo electrónico o un mensaje de texto. A simple vista puede parecer que te lo ha enviado una empresa o una persona legítimas, pero no es así. La autenticación de doble factor es la mejor defensa contra las prácticas de suplantación de identidad pensadas para que reveles las credenciales de tu cuenta de Apple. Nunca des tu contraseña, códigos de verificación u otros datos confidenciales sobre cuentas en mensajes de email o de texto. Si recibes un supuesto correo de Apple y crees que es un intento de suplantación de identidad, haznos un favor a todos y reenvíalo a reportphishing@apple.com.

Más información sobre cómo protegerte frente a intentos de suplantación de identidad

Sé consciente de qué compartes.

Tus productos Apple pueden funcionar aún mejor si compartes determinada información con apps y servicios. Existen varios ajustes que te permiten seleccionar qué datos compartir, dónde se comparten y cuándo se almacenan en copias de seguridad. Es importante saber cómo están configurados estos ajustes, y también cómo gestionarlos fácilmente.

Información sobre datos y privacidad.

Las nuevas pantallas de información sobre datos y privacidad te ayudarán a entender mejor que nunca cómo usa Apple tu información personal antes de que inicies sesión o empieces a usar prestaciones nuevas. Cuando veas el icono de datos y privacidad, podrás consultar información útil sobre los datos que pueden compartirse y cómo se utilizan para mejorar el servicio.

Configura tus ajustes de iCloud.

Tú controlas cómo se distribuyen tus fotos, datos de salud, documentos y demás información entre tus dispositivos y tu cuenta de iCloud. Puedes activar o desactivar los servicios de iCloud por separado. En iOS puedes gestionarlos desde los ajustes de iCloud. En el Mac, desde el panel iCloud de Preferencias del Sistema. Y si usas un PC con Windows, encontrarás estas opciones en el Panel de Control de iCloud.

Gestiona tus datos de localización.

A veces viene bien que tu dispositivo conozca tu ubicación, como cuando organizas reuniones en el Calendario o quieres indicaciones para llegar a un sitio. Los servicios de localización usan una combinación de GPS, Bluetooth, ubicaciones de puntos de acceso Wi‑Fi procedentes de recopilación masiva y torres de telefonía móvil para saber dónde estás. Apple te da el control sobre la obtención y el uso de esos datos de localización en todos tus dispositivos. Si quieres usar los servicios de localización tienes que activarlos expresamente, ya que están desactivados por defecto. Una vez activados, puedes cambiar de opinión y desactivarlos cuando quieras.

Emergencia SOS.

Con SOS puedes usar tu Apple Watch para llamar a los servicios de emergencia. Si quieres, también puedes pedirle que envíe a los contactos que elijas un aviso de que has hecho esa llamada y les informe de tu ubicación actual durante un determinado periodo de tiempo. Puedes desactivar el envío de avisos a esas personas en cualquier momento. Y si los servicios de localización estuvieran desactivados, se activarían de forma temporal para informar a tus contactos de dónde estás. Además, tu ubicación se envía a los servicios de emergencias cercanos que usen el servicio Rapid SOS, y cualquier dato que se comparta se elimina en 24 horas.

Controla los datos compartidos con las apps.

Las apps del App Store pueden solicitar acceso a tu ubicación, contactos, calendarios o fotos, entre otras cosas. La primera vez que una app de terceros quiera acceder a esos datos recibirás un aviso con una explicación, para que decidas si aceptar o no. Y aunque inicialmente des permiso, puedes cancelarlo cuando quieras en Ajustes.

Limita los anuncios segmentados por intereses.

La publicidad es una fuente de ingresos para algunos desarrolladores de apps. Para ayudarte a proteger tu privacidad hemos creado el identificador de publicidad no persistente. Este exige que en todos los anuncios que aparecen en nuestras apps se indique claramente que se trata de publicidad y que se ofrezca información específica sobre por qué se muestran en un momento determinado. El identificador ayuda a los anunciantes a controlar el número de veces que has visto un anuncio en concreto y a medir la efectividad de sus campañas. También sirve para mostrarte los anuncios que se adaptan a tu perfil, a no ser que hayas rechazado el servicio, claro. Si activas Limitar Seguimiento de Anuncios, las apps de terceros no podrán usar tu identificador para mostrarte anuncios segmentados. Además, el servicio de publicidad de Apple no usa publicidad segmentada con menores de 13 años ni con usuarios de ID de Apple Gestionados.

Más información sobre cómo rechazar anuncios basados en intereses

Navega por la Red de forma privada.

Activa Navegación Privada para que Safari deje de añadir a tu historial los sitios que visitas, memorizar las cosas que buscas y guardar la información de los formularios que rellenas online. Puedes usar bloqueadores de contenido para controlar lo que se carga en tu navegador y evitar que registren tu actividad y tu acceso a sitios web. El bloqueo de contenidos está diseñado para no enviar información a los desarrolladores sobre los sitios web que visitas.

Safari es el primer navegador que ofrece DuckDuckGo de serie: selecciónalo como buscador por defecto y navega por Internet sin dejar rastro. En el Mac, ve a Preferencias de Safari > Búsqueda y selecciona DuckDuckGo como buscador. En dispositivos iOS, toca Ajustes > Safari > Buscador y elige DuckDuckGo.

Por su parte, los desarrolladores pueden crear extensiones descargables para Safari que bloquean los contenidos maliciosos que recopilan las direcciones web que visitas.

Más información sobre las Extensiones de Safari

Más información sobre los Ajustes de Safari en iOS

Protege la privacidad de tus hijos.

Puedes configurar controles parentales y restricciones en tu dispositivo para decidir qué sitios web pueden visitar tus hijos, qué tipos de películas y contenidos pueden ver, si tienen acceso a FaceTime y a Cámara, y hasta si pueden descargar apps de terceros. Como los controles parentales y las restricciones se aplican por separado a cada dispositivo, te recomendamos que los definas en todos los dispositivos Apple que usen tus hijos. En el Mac, encontrarás estas opciones en el panel Controles Parentales de Preferencias del Sistema. En dispositivos iOS, abre Ajustes, toca General y después Restricciones.

Tiempo de Uso es otra forma de ver y controlar el tiempo que tus hijos pasan en apps y sitios web. Los informes de actividad te muestran un resumen detallado del rato que dedican a cada app, la cantidad de notificaciones que reciben y las veces que cogen el dispositivo. Y a esa información solo accedes tú, nunca se revela a Apple ni a terceros. Según los resultados, puedes marcarles a tus hijos un límite diario de tiempo para determinadas apps y sitios web.

Con la prestación En Familia, los menores de 13 años pueden tener su propio ID de Apple. Hemos desarrollado herramientas como Solicitar la Compra, que permite a los padres aprobar las compras de apps o las compras integradas en apps, de modo que se pueda controlar qué adquieren los hijos con sus propios ID de Apple. Estos menores necesitan la autorización del padre, madre o tutor para poder crear un ID de Apple, y ofrecemos a los adultos un medio para supervisar la actividad del niño y el contenido que utiliza.

Más información sobre En Familia

Más información sobre Tiempo de Uso