Cambio climático

Aumentamos los esfuerzos para reducir nuestro impacto.

El 100 % de nuestras instalaciones trabaja con el 100 % de energía renovable.

En 2018 alcanzamos un hito importante: el 100 % de la electricidad consumida en todas nuestras instalaciones se generó a partir de fuentes renovables. Este es el resultado de un compromiso con la innovación que está presente en todo lo que hacemos, incluidos nuestros objetivos medioambientales. Hemos utilizado los métodos de investigación más punteros e invertido en nuestros propios proyectos de energía renovable para reducir las emisiones de nuestras instalaciones, que ahora representan un 1 % de nuestra huella de carbono total.

Producimos energía renovable para cubrir nuestras propias necesidades.

Para poder usar exclusivamente energías renovables en nuestras oficinas corporativas, tiendas y centros de datos de todo el mundo, tenemos que producir nosotros mismos una cantidad considerable. Por eso desarrollamos nuestros propios proyectos de energía solar, hidráulica y eólica y pilas de combustible de biogás. Desde 2011, el uso de estas energías renovables ha reducido las emisiones de carbono (CO2e) de todas las operaciones de nuestras instalaciones en un 54 % y ha evitado que casi 2,1 millones de toneladas de CO2e acaben en la atmósfera. Solo en 2017 disminuimos el CO2e en casi 590.000 toneladas. Sin energía renovable, estas emisiones habrían triplicado de largo las de 2011.

Apple Park, Cupertino (California)

Tomamos más medidas. Para hacer cada vez más.

Cuando calculamos nuestro impacto en el medio ambiente, no nos limitamos a nuestras instalaciones. También tenemos en cuenta a cientos de proveedores, millones de clientes y cientos de millones de dispositivos. Y siempre buscamos formas de mejorar en cinco aspectos principales: instalaciones, fabricación, uso de los productos, transporte y reciclaje. Una vez más, en 2017 conseguimos reducir nuestra huella de carbono total.

Cambiamos nuestro proceso de fabricación para reducir las emisiones.

La producción representa el 77 % de nuestra huella de carbono. La mayor parte se debe a emisiones causadas por la electricidad empleada para fabricar nuestros productos. Por ello, utilizamos materiales con menor huella de carbono y estamos colaborando con nuestros proveedores para que minimicen su consumo energético, además de ayudarles a dar el salto a las renovables. Creemos que juntos podemos transformar el proceso de fabricación para conseguir una reducción drástica de las emisiones.

Ayudamos a nuestros proveedores a pasarse a la energía renovable.

La forma más eficaz de reducir nuestras emisiones de fabricación es ayudar a nuestros proveedores a crear nuevas fuentes de energía renovable. Varios socios de nuestra cadena de suministro están instalando o invirtiendo en importantes proyectos solares, abastecen sus fábricas exclusivamente con energía eólica y adquieren energía limpia a proveedores de prestigio. Además, invertimos en proyectos de energías renovables para reducir las emisiones de la cadena de producción. Mediante nuestro programa de energía limpia, Apple y los proveedores producirán y adquirirán más de 4 gigavatios de energía renovable en todo el mundo para el año 2020. Una vez completado el programa, representará aproximadamente un tercio de nuestra huella actual asociada a la fabricación.

Socios que se comprometen a usar solo energías renovables en la fabricación de productos Apple:

  • Arkema

  • Biel Crystal Manufactory Ltd.

  • Catcher Technology

  • Compal Electronics

  • DSM Engineering Plastics

  • Ecco Leather

  • Finisar

  • Golden Arrow

  • Ibiden

  • Jabil

  • Lens Technology

  • Luxshare-ICT

  • Mega Precision

  • Pegatron

  • Qorvo

  • Quadrant

  • Quanta Computer

  • Solvay

  • Sunway Communication

  • Sunwoda Electronics

  • Taiyo Ink Mfg. Co.

  • Wistron

  • Yuto

Planta fotovoltaica flotante de Ibiden en Japón

Desde 2008 hemos reducido el consumo energético medio de los productos Apple en un 68 %.

Cuando calculamos nuestro impacto medioambiental, también tenemos en cuenta el consumo que hacen los usuarios al utilizar los dispositivos. Y seguimos introduciendo mejoras para que nuestros productos sean más eficientes. Por ejemplo, el iMac consume en reposo hasta un 96 % menos que la primera generación. El MacBook de 12 pulgadas consume menos de 0,5 vatios en reposo. En Estados Unidos, se puede cargar el iPhone X una vez al día durante un año por solo 75 centavos.2 Si multiplicamos estos ahorros por todos los dispositivos Apple del mundo, la huella de carbono se reduce considerablemente.

Nos hacemos responsables de la energía empleada en el envío y reciclaje de nuestros productos.

Al medir nuestro impacto medioambiental tampoco nos olvidamos de la energía que utilizamos para transportar y reciclar los productos. Por eso nos esforzamos por fabricar dispositivos más ligeros y nuestros embalajes son más pequeños para consumir menos combustible al transportarlos en barco y en avión. Además, buscamos nuevas técnicas de reciclaje. Cuando recogemos los productos al final de su ciclo de vida útil, sopesamos el uso de las tecnologías locales frente al impacto que tendría transportarlos a un lugar donde se pudieran recuperar más materiales, y elegimos siempre la mejor opción para el medio ambiente.

¿Más preguntas? Más respuestas.

Leer las preguntas frecuentes

Apple GiveBack

Bueno para ti.
Bueno para el planeta.

Cambia tu dispositivo válido por una Tarjeta regalo del Apple Store. Y si ya no tiene valor, lo reciclamos gratis.

Ver cómo funciona