Materiales más seguros

Más seguridad
en la fabricación.
Y en el uso.

Diseñar, producir, evaluar. Y vuelta a empezar.

Para proteger a las personas y al planeta, imponemos estándares estrictos sobre los materiales empleados en nuestros dispositivos, que a menudo superan con creces los requisitos legales. El proceso de evaluación empieza en las primeras fases del diseño y la fabricación. Si alguna sustancia peligrosa es difícil de sustituir, colaboramos con nuestros proveedores para encontrar alternativas o prescindir de ella. Cuando probamos distintas alternativas, buscamos fórmulas que cumplan nuestros requisitos medioambientales sin renunciar al rendimiento. Por supuesto, el diseño también debe estar a la altura de los estándares que distinguen a Apple.

Dirigimos un laboratorio propio de pruebas medioambientales.

Hemos creado un laboratorio de pruebas medioambientales, donde nuestros químicos y toxicólogos se dedican a identificar sustancias potencialmente dañinas. Desde 2006, hemos multiplicado por 30 su tamaño y lo hemos ido renovando con lo último en tecnología, como equipos de espectrometría de masas por plasma de acoplamiento inductivo, herramientas de cromatografía de líquidos con espectrómetro de masas y un espectrómetro de plasma inducido por láser parecido al de la sonda espacial enviada a Marte. También hemos fabricado sudor artificial para simular el uso humano y evaluar la seguridad de los productos que están en contacto con la piel.

Para comprender mejor las propiedades de nuestros materiales, estamos identificando todas y cada una de las sustancias que componen las piezas que usamos. Ya hemos recopilado la composición de más de 25.000 componentes de los 50.000 que están presentes en nuestros productos, y cada día recibimos información sobre otros nuevos. Por último, analizamos las sustancias químicas de los materiales con herramientas para la evaluación de riesgos. Esto nos ayuda a entender su efecto en la salud de las personas y el medio ambiente.

Laboratorio de pruebas medioambientales de Apple en Cupertino (California)

Altos estándares de seguridad protegen a quienes fabrican nuestros productos.

Nos esforzamos para mejorar las condiciones de seguridad e higiene de las personas que trabajan en nuestra cadena de suministro. Los estándares que exigimos a nuestros proveedores superan con creces los requisitos legales, como nuestra Especificación sobre Sustancias Reguladas, que identifica las sustancias químicas tóxicas que limitamos o prohibimos en nuestros procesos de fabricación y productos. También realizamos auditorías para obtener un inventario y un mapa de la compra y el uso de sustancias químicas en nuestra cadena de suministro. Hemos eliminado el benceno, el n-hexano, el tolueno y los compuestos orgánicos clorados de todas nuestras instalaciones de montaje final, y seguimos trabajando con nuestros proveedores para ayudarles a gestionar las sustancias químicas empleadas en la fabricación.

Planta de montaje final en Shanghái (China)

Los peores tóxicos y lo que hemos hecho al respecto.

Evaluamos constantemente los materiales que contienen nuestros productos. Cuando identificamos sustancias tóxicas, las reducimos, las eliminamos o desarrollamos nuevos materiales que sean más seguros. Estas iniciativas también excluyen las sustancias tóxicas de nuestros procesos de fabricación y reciclaje para proteger a los trabajadores que montan y desmontan nuestros productos y evitar las emisiones de agentes contaminantes a la tierra, el aire y el agua.

Berilio

Eliminado de todos los diseños de productos nuevos. El berilio se encuentra en aleaciones de cobre que se usan para fabricar muelles y conectores.

Mercurio

Eliminado en 2009. En lugar de lámparas fluorescentes con mercurio, nuestras pantallas llevan lámparas LED y OLED eficientes y sin mercurio.

Plomo

Eliminado del vidrio y de las soldaduras de las pantallas en 2006.1

Arsénico

Eliminado del vidrio de las pantallas desde 2008.2

PVC y ftalatos

Reemplazados con elastómeros termoplásticos más seguros. Otros fabricantes siguen usándolos en los cables de alimentación y de los auriculares.3

Retardantes de llama bromados (BFR)

En 2008 los eliminamos de miles de piezas (como carcasas, circuitos impresos y conectores) y los hemos sustituido por hidróxidos metálicos y compuestos de fósforo.4

Podemos hacer mucho.
Pero no lo podemos hacer solos.

Estamos deseando escuchar a todos aquellos que comparten nuestro compromiso por eliminar las sustancias tóxicas. Así que hemos creado un Comité Asesor de Química Ecológica internacional formado por toxicólogos, investigadores y académicos de primera fila. El comité nos ayuda a identificar formas innovadoras de minimizar o eliminar el uso de sustancias tóxicas en la cadena de suministro. También invitamos a expertos de todo el mundo para que se reúnan con los ejecutivos de Apple. Colaboramos en la eliminación de tóxicos en todas las fases de nuestro proceso, y además compartimos nuestras conclusiones a través de la iniciativa Clean Electronics Production Network de Green America. Y trabajamos con las ONG más importantes para que nos ayuden en el desarrollo de productos y procesos aún más seguros.

¿Más preguntas? Más respuestas.

Leer las preguntas frecuentes

Apple GiveBack

Bueno para ti.
Bueno para el planeta.

Entrega tu dispositivo válido a cambio de una Tarjeta regalo del Apple Store. O pide que te lo reciclemos gratis. Haremos un donativo a Conservation International por cada dispositivo que recibamos.*

Descubre cómo funciona